La gran Putin

La vacuna Sputnik V no se podrá utilizar para mayores de 60 años. El presidente ruso largó ese caramelo y las confusiones que reinaban hasta hace 48 horas, se multiplicaron por la cantidad de kilómetros cuadrados de las legendarias estepas siberianas.

En Casa de Gobierno estaban reunidos muchos funcionarios de primera línea, ayer, cuando a Vladimiro I se le resfrió el estómago, revelando uno de los más extraños agujeros que -aparentemente- trae incorporada la trama de la vacuna desarrollada en Moscú. De no ser tan trágicos el marco y sus circunstancias, con miles de muertos y millones de contagiados, en el país, la región y el mundo, los vaivenes de la llegada de la inmunización para los argentinos, podría ser tomado para la burla.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*