General San Martín

El monumento ecuestre del General José de San Martín, que está ubicado en la plaza 25 de mayo de San Fernando del Valle de Catamarca fue inaugurado el 9 de julio de 1915 durante el gobierno del Dr. Ramón C. Correa. Para instalarlo se demolió la Pirámide levantada por Manuel Díaz de la Peña en conmemoración de las batallas de La Tablada y Oncativo.
El gobierno nacional dispuso la construcción de estatuas para ser distribuidas en las capitales de todo el país y fueron réplicas de la primera estatua inaugurada en la ciudad de Buenos Aires el 14 de abril de 1.862. Todas las construcciones son idénticas en su fisonomía, diferenciándose sólo por la base que la sostiene. La de Catamarca fue fundida en los Talleres de Marina y transportada por ferrocarril en partes. Una vez que llegaron aquí, se las soldó, siendo el cuarto trasero (la cola del caballo) la que da el equilibrio al conjunto.
La estatua mira hacia el hacia el Oeste, señalando el rumbo elegido por el Libertador para realizar su gesta de libertar a Chile y al Perú y consolidar definitivamente nuestra independencia.
Los actos comenzaron el día 8 de julio con fuegos artificiales y cine en La Alameda mientras que el acto del 9 de julio se inició con un Tedeum en la Catedral, seguido de la inauguración del monumento. Además del gobernador, del intendente y representantes de diversos organismos oficiales, estuvo presente el primer obispo de Catamarca, monseñor Bernabé Piedrabuena. Luego del Himno Nacional y el Himno de San Martín, se realizo el desfile con Vanguardias de la Patria, Regimiento 17, escuelas, delegaciones y sociedades. Por la noche se realizó una procesión cívica en La Alameda, con antorchas del Regimiento 17, alumnos del Colegio Nacional y Normal de Maestros que culminó con cine y fuegos artificiales.
El gobernador envió un telegrama al presidente de la nación, comunicándole el hecho histórico realizado y destacando el sentimiento patriótico exteriorizado por el pueblo de Catamarca.
El diario El Día mencionó que los miembros de la colectividad siria se reunieron en la casa de Antonio Haddad y concurrieron al acto de inauguración: “La Unión Siria desea demostrar con su presencia la gratitud y el cariño que profesa a nuestra tierra”.
La presencia simbólica del General San Martín en Catamarca, con el magnífico monumento levantado en su honor, representan el sentimiento y orgullo catamarqueño, hacia este “Prócer”, que en latín significa “el que está arriba”. Está esculpido en bronce, porque es el metal más noble, incorruptible al tiempo y las tempestades, como fueron la vida y las virtudes del Padre de la Patria. Recordemos que el Gral San Martin falleció el 17 de agosto de 1850 en Francia, poniendo fin a una vida que dejo un mundo más libre tras su paso.
Respetemos su nombre, admiremos su monumento y recordemos sus palabras: “No hay nada más justo que mostrar un generoso agradecimiento a aquellos que dedican sus afanes al servicio común”.



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*